El Palacete do Caminho Novo en São Cristóvão, Río de Janeiro, es un raro ejemplar arquitectónico del siglo XIX, y es uno de los primeros edificios catalogados como patrimonio histórico y artístico nacional por el Instituto Brasileño de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional. (IPHAN) en 1938. Diseñado por Jean Pierre Pézerat, arquitecto del Emperador, está adornado con pinturas decorativas de Francisco Pedro do Amaral y estucos de los hermanos Ferrez. El edificio una vez albergó el Museo del Primer Reinado y actualmente alberga el Museo de la Moda Brasileña.

Palacete do Caminho Novo: El lugar donde vivieron Mauá y la Marquesa de Santos