Tras la declaración de independencia de Brasil, el país se centró en crear su primera constitución. En 1823, un año después de la separación del Reino de Portugal, se formó una asamblea constituyente, pero de carácter muy intervencionista y que preveía una importante implicación estatal, contraria a los ideales de Don Pedro I. Por ello, el emperador disolvió la asamblea constituyente y personalmente emitió una nueva constitución, promulgada el 25 de marzo de 1824.

¿Por qué la Constitución de 1824 se considera liberal?