En 1886, durante los últimos años de la Monarquía, el pintor de Paraíba, Pedro Américo, recibió el encargo del gobierno imperial de crear un cuadro que representara los acontecimientos que llevaron a la fundación del Imperio brasileño por el emperador Don Pedro I en 1822.

El cuadro "Independencia o Muerte" de Pedro Américo